Publicado el

Una copa para un vino

Son tantos los factores que afectan a la degustación del contenido que no podemos dejar pasar la importancia de la forma del continente. La semana pasada explicábamos los porqués de la característica forma de la botella de vino tradicional. Esta semana, queremos explicar las razones de las formas de las copas de vino.

Claro está que hablamos de copas de vidrio o cristal totalmente transparente, para poder apreciar los colores y la limpidez del vino. Las paredes de la copa deben ser finas y lisas, sin motivos ni formas que aunque pueden quedar muy bien, hará que se pierda gran parte de la degustación que implica el sentido de la vista. Además, la copa se agarra por el tallo para evitar transferir el calor de nuestras manos al vino.

Publicado el

El porqué de la forma de la botella de vino.

Hay muchas cuestiones que rodean el mundo del vino. Pero ¿alguna vez te habías preguntado si hay alguna razón por la que las botellas de vino tienen esa característica forma?

La que conocemos mayormente se llama Botella Bordelesa, y su forma se debe a que los “hombros” altos evitan que los sedimentos se viertan a la copa cuando vamos a servir el vino. Además, la razón por la que a veces el color del vidrio es transparente y otras es verdoso es porque los colores oscuros protegen el vino tinto de los rayos del Sol.

Y además, hay razones por la que el culo de estas botellas está hacia dentro. A esta forma le llaman “picada” y debe su origen a que para los formadores de las botellas de vino ya en el siglo XVIII les era muy difícil hacer la base de la botella plana. También hace más resistente a la propia botella de vino, porque hace que aguante mejor la presión del interior y al pesar más la base, es más estable y dificulta el tirarla.

Si te ha gustado esta información o quieres añadir algo, ¡comenta y comparte!

Publicado el

Qué vino tomar según la estación del año

En Livinos tenemos un lema: el mejor vino es el que te apetece y te gusta. Pero eso no quita que en una estación sea preferible tomar un vino u otro, ya que las viñas tienen su temporada según la estación del año en la que se encuentren.

Por ejemplo, en la estación que acaba de entrar (la Primavera) la flor comienza a romper y la vid a brotar. Es tiempo de vinos más ligeros, afrutados, y con menos graduación y crianza.

En Verano llega la maduración de la uva, donde brotan al máximo sus azúcares. Con las altas temperaturas, la boca nos pide vinos frescos, ligeros y delicados.

La vendimia llega en Otoño, y con ella la caía de la hoja. Es en esta época cuando debemos acercarnos más a la barrica y disfrutar de los vinos de crianza.

Y en la estación más fría, tras la poda, con las fiestas y las celebraciones navideñas. Es en Invierno cuando apetecen vinos y cavas con mayor crianza.

Si te han gustado estos consejos o quieres añadir algo, ya sabes. ¡Comenta y comparte!

Publicado el

¿Qué diferencia los vinos tintos, blancos y rosados?

Además del color, que claramente es la diferencia que antes se aprecia y que todos conocemos, hay muchísimas diferencias entre estos tres tipos de vino. Al igual que por cada tipo de vino hay muchos diferentes, ya sea por su procedencia, crianza, tipo de uva, etc. Aunque eso lo dejamos para otra entrada de Blog. Hoy queremos explicar cuáles son las diferencias entre los vinos tintos, blancos y rosados.

Siempre hemos escuchado eso de “yo soy más de tinto” o “a mí solo me gusta el blanco”. Y es que la segunda gran diferencia, después del color, es el sabor.

El vino blanco es fresco, cítrico, más ácido y sólido. Si tu paladar aprecia estas características, al final acabarás “siendo de blancos”. Así mismos los vinos rosados son suaves, frescos, ácidos y frutales. Si te gusta el vino blanco probablemente también aprecies la suavidad del vino rosado. En cambio el vino tinto, que digamos es el más popular, tienen mucho cuerpo y nos permiten aprecias varios tipos de aromas.

Pero ¿qué es lo que hace que estos vinos obtengan su sabor? Vamos a verlo:

Primero, hay que aclarar que tanto el mosto (zumo de uva) de la uva blanca y la uva tinta no tiene color. Es la piel la que coloreará el vino. En el caso del vino tinto, la piel se fermenta junto al mosto, lo que da color al vino resultante. En cambio, el vino blanco no se fermenta junto la piel.

El vino tinto se suele fermentar a una temperatura de 25ºC, junto con los elementos duros de la uva (la piel, las pepitas…). Además, como curiosidad, si alguna vez has tomado un vino tinto y se te ha quedado la lengua áspera o reseca, es debido a los taninos. Esta sustancia se encuentra en la piel de la uva y hace que se nos quede esa rara sensación sólo cuando probamos vinos tintos.

De esta misma manera se produce el vino blanco, solo que el color de sus tipos de uvas es diferente y solo se fermenta con el zumo, a una temperatura de entre 13ºC y 15ºC y separado de la piel.

El vino rosado se obtiene de añadirle al mosto blanco la piel de la uva tinta, lo que le da ese color y sabor característicos.

Esperamos que te hayan servido estas explicaciones. Si es así, ¡comenta y comparte! Y no olvides que en Livinos siempre decimos que el mejor vino es el que te gusta.

Publicado el

¡Llega la Semana Santa y con ella la Limonada Bilbilitana!

Para algunos es la parte que más disfrutamos de esta semana del año. Y es que las torrijas están muy buenas, sí, pero… ¡Y lo divertido que es ir de bar en bar rodeado/a de amigos/as y probando las diferentes limonadas que se preparan en la maravillosa hostelería de Calatayud!

Un poco de historia

Su origen no está muy claro, pero el boca a boca nos lleva a concretar que fue en la ciudad de León. Aunque hay muchas teorías y leyendas, sin duda se establece en el Medievo, cuando durante la Pascua sólo se permitía el consumo de ésta bebida alcohólica rebajada con agua, azúcar y limón.

Mi receta

Hay miles de recetas para preparar la famosa Limonada de Vino o Limonada de Semana Santa. En cada casa, en cada restaurante… Cada cual tiene su manera. Y a mí me apetece compartir con vosotros la receta de la que, para mí, es la limonada más gustosa, sabrosa y perfecta del mundo: ¡la de mi abuela! Por supuesto, todo a ojillo, sin medidas exactas, porque antes todo iba así.

En un bote con tapa (importante) en el que veamos que pueda caber el contenido de una botella de vino, echamos unas 5 cucharadas de azúcar. Después, añadimos 2 ramas de canela. Echamos el vino tinto que queramos y removemos con una cuchara de palo. Probamos para ver si la dulzura es la que deseamos, y si no es así, agregamos más azúcar.

Añadimos la monda de 2 naranjas y de 2 limones, removemos y dejamos reposar unos cuantos días (4-5).

Y vosotros, ¿cuál es vuestra Limonada favorita? Si te ha gustado esta receta o quieres aconsejarnos otra, ¡comenta y comparte!

 

 

Publicado el

Samitier Roble y Samitier Garnacha

Cuando hace ya unos años conocí a José Antonio Ibarra, propietario y alma mater de Bodegas Augusta Bilbilis, aún no había embotellado su primer Samitier.

José Antonio nos enseñó la pequeña bodega que su abuelo había excavado en la pared de un montículo en Mara, muy cerca de Calatayud, y nos contó como la había rehabilitado después de muchos años abandonada. Nos contó su proyecto, y como había invertido en él su conocimiento, su trabajo, su tiempo, su dinero, su vida.

Ese mismo día, acompañado de un poco de buen embutido nos dio a probar el vino que sacó directamente de un depósito y ya en ese momento tan temprano nos sorprendió. Se trataba del que sería el primer Samitier Roble.

Tras formarse como enólogo y desarrollar sus primeras experiencias profesionales en otros proyectos familiares, decidió emprender un camino sin vuelta para hacer las cosas como él creía que tenía que hacerlas y apostó decididamente por hacer vinos de calidad, por el respeto al medio ambiente y por el trato personal.

Desde hace varios años cada mes de diciembre José Antonio organiza una cata para los amigos en el Casino de Calatayud con el fin de explicar cuáles han sido los logros del periodo y qué objetivos se propone para el siguiente y, por supuesto, catar sus vinos.

Verle en acción es todo un espectáculo. Te embriaga la forma que tiene de transmitir su pasión por la tierra, por sus creencias, por su vino. A nadie le resulta indiferente. Este año nos confirmó su apuesta decidida por la agricultura biodinámica. Hay aspectos que nos cuenta que realmente parece que valen para poco, a otros sin embargo le ves todo el sentido del mundo.

Exactamente la misma exposición de sus métodos hace a quien tiene la suerte de visitar su bodega. Le explica a quien va a verle las fuerzas de la naturaleza que influyen en la vida y como se aprovechan por la agricultura biodinámica, e implica al visitante con sus ya famosas varillas que increíblemente se cruzan en un sitio determinado con independencia de quien las lleve.

Creas lo que creas en cualquier caso el resultado siempre es sorprendente.

Hoy en día Samitier es una marca reconocida no solo por los premios conseguidos año tras año (Garnachas del Mundo, Bacchus, Zarcillo, …)  y por las más prestigiosas revistas internacionales del mundo del vino (Parker, Peñín, …), sino principalmente por el público. Y os puedo asegurar que no hay concurso, ni gurú, ni sumiller más exigente que el mismo público. El público es al final el que decide si el vino que le ofreces vale lo que cuesta o no, y podemos certificar que pocos son los vinos que, careciendo de importantes inversiones publicitarias, son reconocidos por su nombre, y sin duda, Samitier Roble y Samitier Garnacha son dos de ellos.

 Por todo ello, Samitier Roble y Samitier Garnacha son vinos LIVINOS.

Antonio Santacruz. Socio de Livinos.

Publicado el

Albada Blanco Macabeo Viñas Viejas

En LIVINOS pensamos hay gente a la que merece la pena conocer y un buen ejemplo son los profesionales de reconocido prestigio que dirigen la Bodega Virgen de la Sierra. Nos referimos a su gerente Miguel Angel Arnedo, y a su Director Técnico, Manuel Castro.

Cuando tienes el placer de conocerlos te das cuenta de su sencillez, austeridad y humildad que profesan, y que trasladan a todo lo que hacen.

La Bodega Virgen de la Sierra está adscrita a la Denominación de Origen Calatayud, y para conocerla nada mejor que el video que preparamos con Miguel Angel.

Como explica Miguel Angel en el video, el término municipal de Villarroya de la Sierra dispone de 10.000 has. de las cuales 400 están dedicadas a viña, lo hace que exista una enorme dispersión y disparidad entre suelos y altitudes de cada parcela.

En Bodega Virgen de la Sierra han hecho de la necesidad virtud, y a la vista de esta circunstancia han desarrollado en sus producciones el concepto de “terroir”,  a través del cual, cuando las condiciones lo permiten, nos regalan el paladar con magníficos vinos de fincas específicas.

Hoy le dedicamos nuestro espacio a uno de los mejores vinos blancos que hemos probado. Se trata del Albada Blanco Macabeo Viñas Viejas.

El proyecto Albada nace con el objetivo de elaborar vinos de calidad que reflejen el carácter del término de Calatayud.

El término “Albada” significa y denomina también las canciones que cantaban los agricultores de esta zona por la mañana al ir al campo.

La etiqueta está diseñada por el artista Aitor Tellechea y la forma circular es un homenaje a la Garnacha originaria de la provincia de Zaragoza, que luego se extendería por todo el mundo. El círculo simboliza la perfección, las fuerzas exactamente equilibradas, lo precioso y regular, pero al mismo tiempo el principio y el fin del ciclo vital de la cepa, que se renueva cada año.

Es el propio Manuel el que nos lo presente a través del siguiente video:

Después de esto, no queda mucho más que decir, salvo que Albada Blanco Macabeo Viñas Viejas es un vino LIVINOS.

Publicado el

Stylo 8 meses Garnacha Viñas Viejas

Hoy comienza en la Comunidad LIVINOS una nueva serie en donde queremos presentaros aquellos vinos que para nosotros son excepcionales y que nos han llamado especialmente la atención, bien por su elaboración, por su calidad, por su presentación o por cualquier otro aspecto, y vamos a comenzar con un Garnacha Viñas Viejas 100% DO Calatayud, su nombre es Stylo 8 meses, de Bodegas Agustín Cubero.

Javier Cubero, es el gerente de esta bodega que ya va por la cuarta generación de bodegueros, desde que allá por 1881 Agustín Cubero talló la piedra de la primera bodega de la familia.

Algo que nos ha llamado poderosamente la atención es el enorme salto de calidad que se ha producido en la elaboración de los vinos, en especial en las bodegas de la DO Calatayud, y que en Bodegas Agustín Cubero se traduce en multitud de detalles diferenciadores, como son:

– La elaboración de los vinos en función de los distintos suelos (arcillosos y pizarrosos)

– La vendimia manual en cajas de 18 kg. y el proceso de selección también manual de los racimos en mesa de selección 

– La utilización en la elaboración de levaduras autóctonas procedentes del propio viñedo donde cada año se envían muestras a un laboratorio biotecnológico donde se escogen las levaduras más efectivas para sus vinos.

La calidad de este Stylo 8 meses es el resultado de todo este proceso. Es un vino Garnacha 100%, procedente de viñedos de 35 a 70 años y que ha sido merecedor de reconocimientos tales como:

– Medalla de Plata en el Concurso Internacional Garnachas del Mundo 2015

– 90 puntos guía Peñín 2014

El resultado es un excelente vino de color rojo cereza intenso. Aroma atractivo a frutas rojas maduras y cacaos. Notas minerales originarias de los suelos pizarrosos de los “terroirs” donde es cultivada. En boca amplio, con buena estructura. Destacan los tonos frutales, espaciados y minerales que le confieren una gran complejidad y personalidad.

En definitiva, un vino LIVINOS